Montañeras Medianas Mater Salvatoris

Actividades
  • CRÓNICA JUNIO 2019

    El pasado sábado 1 de junio tuvimos nuestra última excursión
    antes del campamento. Amaneció el día sin ninguna nube, permitiendo que casi
    todas subiésemos la montaña en pantalón corto.

    Nada más dejarnos los autobuses en el aparcamiento del puerto de Navacerrada, el grupo de montañeras medianas nos organizamos en patrullas e iniciamos la marcha. En los primeros minutos en silencio cada una ofrecimos el día de excursión a la Virgen, pidiéndole que con todo lo que nos ha cuidado en mayo, transforme un poco más nuestros corazones en este mes de junio en el que se conmemora al Corazón de Jesús.

    La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DSC_0046-1024x681.jpg

    La montaña estaba muy concurrida. Parece que mucha gente
    aprovechó el buen tiempo para pasar un día de campo; sin embargo, nosotros no
    éramos más que dos buses en total.

    El sol abrasador nos obligo a llenarnos de crema unas
    cuantas veces y aún así muchos salimos un poco quemados.

    La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DSC_0063-1024x681.jpg

    Después de rodear Siete Picos, continuamos hasta llegar a Cerro
    Ventoso. En su explanada con apenas alguna sombra y rodeados de un paisaje
    espectacular, tuvimos el silencio de cumbres, la rxp, comimos, y mientras
    esperábamos al resto de grupos, jugamos. Una vez todos los grupos juntos, en
    ese mismo lugar celebramos Misa con el padre Juan del Rey.

    La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DSC_0093-1024x681.jpg

    Después ya solo nos quedaba bajar a los autobuses para
    acabar de nuevo en el colegio. Bajamos por otro camino diferente pero igual o
    incluso más bonito. Era entre los árboles con la luz de la tarde a través. Todo
    el grupo se dividió en sus respectivas patrullas para rezar el rosario. Nos
    encontramos a varios montañeros y locales por el camino. Finalmente, antes de
    subir a los autobuses con una sed enorme, llegaron las Madres con botellas de
    agua para todos.

    Fue una excursión increíble que nos dejó con muchas ganas
    para el campamento.