Crónica de la misión del 15 de octubre de 2016

Después de una larga espera, por fin llegó la primera misión del curso. Con ella abríamos muy ilusionadas un nuevo año lleno de niñas nuevas y, ¿qué mejor manera de empezar que creciendo como grupo? Y es que ¡cada vez somos más en nuestra familia misionera!

Madrugamos un poco… Al llegar al cole tuvimos el envío para llenarnos de fuerza para el día tan largo que nos esperaba y salimos hacia Segovia, dispuestas a darlo todo. Una vez que llegamos, nos dividimos en grupos para ir a varias residencias de ancianos y dos centros de discapacitados. Teníamos distintas actividades preparadas para poder compartir con ellos.

MISIONERAS_CRON_MESA Bailamos sevillanas, cantamos, hicimos un marco de la Virgen y todo ello movidas por una gran deseo e ilusión en el corazón: ser las manos visibles de la Virgen María en el mundo. Puede parecer que hacer misión en un centro de discapacitados en el que muchos no pueden moverse, son sordos, ciegos o mudos, es más complicado (muchas pensábamos así) pero nos chocó cómo ellos agradecían nuestra presencia únicamente con una mirada o con su sonrisa.

 

Una vez terminada la primera parte de la misión, empezamos la segunda, no menos importante, que consiste en la unión como grupo entre nosotras. Comimos todas en un parque y después tuvimos la reunión por equipos sobre el origen de Misioneras  y la importancia de la confianza en Dios. Vimos la principal diferencia de misiones con un voluntariado cualquiera y es que no solo vamos a entretener a unas personas un rato sino que lo hacemos como “enviadas especiales” de Dios. El papel de cada una de nosotras en cada misión es imprescindible; si cualquiera de nosotras no hubiese ido, parte de la misión no hubiese sido completada.

img_7923

Terminamos el día de vuelta a Madrid con una Misa en el cole. Volvimos bastante cansadas pero felices por la misión tan buena que habíamos tenido y que abre seguramente un gran año.

EN TODO AMAR Y SERVIR.

Teresa Lafita

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *