Crónica de la misión del 28 de diciembre del 2016

El pasado 28 de diciembre, tuvimos una de las misiones más importantes del año: la misión de Navidad. Como siempre nos citamos en el colegio por la mañana, para hacer el envío misionero a los pies del Santísimo antes de salir hacia Segovia. Fue un envío muy especial, porque pudimos disfrutar cada una de un momento arrodilladas delante del Señor, recibiendo la gracia para el resto del día.

 

Este año nos desplazamos hasta Segovia, donde compartimos el día entero con un grupo de discapacitados de San juan de Dios. No era nuestro primer encuentro con ellos, puesto que les conocimos en otra misión en Valladolid, pero la verdad es que esta vez fue mucho más especial, ya que pudimos compartir todos juntos la alegría del nacimiento de Jesús.

15724972_1703521939676862_5989000985199360014_o

Al ritmo de la guitarra, comenzamos a cantar y a bailar muchos villancicos y visitamos dos Belenes preciosos antes de comer. Fue muy bonito ver cómo compartíamos juntos un mismo sentimiento, y un mismo espíritu de verdadera Navidad. Después de comer, fuimos en pequeños grupos de visita por Segovia, pasando por el famoso acueducto y por el alcázar, y la catedral.

 

Lo mejor de la misión de Navidad es que nos permite salir de nosotras mismas y darnos totalmente a los demás. Son fechas especiales que pasamos en familia rodeados de nuestros seres queridos, pero muchas veces estamos distraídas y no nos centramos en lo verdaderamente importante, que es el nacimiento de Jesús. La misión de Navidad es el momento para, de la mano de la Virgen, hacer una entrega total y absoluta de nosotras mismas y dejar que nazca el Niño no solo en nuestros corazones sino en el corazón de todas las personas con las que estuvimos.

15800693_1703522919676764_2822861635466898466_o

Esta misión fue la primera en la que pudimos pasar un día entero con las personas a las que íbamos a visitar, ya que normalmente estamos unas horas por la mañana y luego ya nos separamos a la hora de comer. Fue un día precioso, unidos todos en el Niño Jesús que nace y viene a salvarnos. Tras despedirnos, volvimos a Madrid renovadas y llenas de paz, ya con las pilas cargadas para el año nuevo.

EN TODO AMAR Y SERVIR.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *