Crónica de la misión larga del 16 al 20 de marzo.

¡Este fantástico puente del día del padre, las misioneras tuvimos nuestra esperada misión corta!! Nos dirigimos a Priego de Córdoba, un precioso pueblo que nos acogió con los brazos abiertos para poder entregar lo mejorde nosotras durante todos estos días.

misiones convis

Durante la misión hemos estado rodeadas de niños, jóvenes y personas del pueblo. El viernes por la mañana después de “cargar las pilas” con el envío misionero en la capilla fuimos a los institutos del pueblo para darnos a conocer e incorporarnos a sus clases de religión para ir “empapándonos” de los niños con los que íbamos a pasar el puente. Por la tarde, estuvimos en las casas de la gente del pueblo, charlando y conociendo a las personas mayores de allí, por la noche hicimos una exposición del Santísimo que tuvo una gran acogida llenándose la capilla de gente ansiosa por conocer y estar un ratito con Jesús allí expuesto.

El sábado, comenzamos también recargando las pilas con el envío misionero para poder llenarnos y dar a conocer a Jesús lo mejor posible, fuimos de excursión con todos los niños del pueblo a la Ermita del Calvario, donde hicimos una gran gymkana. ¡Una experiencia inolvidable!, después todasmis convivencias las familias de la parroquia nos prepararon una paella y unos postres riquísimos!! ¡Después de comer con todos los mis conjóvenes, estuvimos cantando, bailando sevillanas y disfrutando como nunca!! Por la noche, las misioneras nos repartimos, unas se quedaron en otra Exposición del Santísimo con la misma acogida que la anterior, y otra parte de las misioneras fueron al pregón que indicaba el comienzo de la Semana Santa.
El domingo, estuvimos en Misa con el Padre Luis, al que desde aquí mandamos un gran saludo y agradecemos profundamente como nos ayudó con todo. Las misioneras después de Misa hicimos una excursión, en la que acabamos comiendo rodeadas de cabras y olivares. Por la noche, a modo de despedida invitamos a cenar a nuestro albergue a todos los jóvenes que tan bien nos habían acogido durante todo el fin de semana. Antes de acostarnos hicimos una de las famosas veladas misioneras que puso el broche final al fin de semana.

Por último, el lunes tocaba la vuelta a Madrid, pero antes de regresar nos faltaba uno de los momentos más importantes de todas nuestras misiones cortas. ¿Alguien lo sabe? Sí, efectivamente ¡la entrega de brazaletes! Uno de los momentos más emotivos de todas las convivencias ya que está entrega de brazaletes fortalece el compromiso que todas las misioneras tienen con el grupo. En un principio iba a tener lugar en la Ermita de la Virgen de la Sierra en la sierra de Cabra, pero al final tuvo lugar en una Iglesia del pueblo de Cabra.ms con

¡ENHORABUENA A TODAS LAS MISIONERAS QUE RECIBIERON SU BRAZALETE BLANCO Y AZUL!

¡Agotadas pero cargadas de emociones, nuevos amigos y más unidas que nunca regresamos a Madrid, con una inmensa pena porque suponía la vuelta a la realidad!!

EN TODO AMAR Y SERVIR.

Beatriz Serrano Herrera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *