Misión enero- Escorial

¡Por fin llegó la primera misión del año! Las misioneras estábamos deseando que llegase el 28 de enero para inaugurar el 2018 dándonos a los demás. Después de la misión de navidad el listón estaba alto, pero sin duda, esta no se quedó corta.

Por la mañana, al llegar al colegio, tuvimos el envío misionero. Es el momento más importante de toda la misión. Las misioneras tenemos una hora de oración en la capilla con el Santísimo expuesto y es, justo ahí, cuando nos entregamos por completo al Señor. De este modo, Él se sirve de nosotras como instrumentos encargados de llevar su amor a quienes más lo necesitan.

DSC_0694 (1)Después del envío, nos dividimos en seis equipos. Cada equipo se reunió para planificar el día y las actividades que llevamos a cabo en cada una de las residencias del Escorial.

Una vez que llegamos al Escorial, cada equipo fue a la residencia que se le había asignado previamente. La actividad consistía en que cada persona mayor dibujase y colorease una flor con una petición que, después, regalaría a la Virgen. Esta parte de la misión es siempre muy especial. Pasar tiempo con las personas mayores de las residencias nos ayuda a formarnos y a aprender mucho de ellas.

A la hora de comer las misioneras nos encontramos en un polideportivo queDSC_0687 nos habilitaron las Concepcionistas. Allí, pudimos coger fuerzas para seguir con la misión por la tarde. Además, en el polideportivo nos reunimos por equipos para la formación. Este momento de reunión es perfecto para que cada misionera cuente qué es lo que más le ha gustado y ayudado de la misión y, así, poder compartir la visión personal de cada una.

DSC_0700Por la tarde, fuimos a la última residencia. Después de merendar lo que amablemente nos habían preparado, tuvimos la suerte de celebrar Misa con las personas mayores de la residencia. Fue una Misa preciosa en la que el Padre hizo hincapié en la importancia de mirar el lado positivo de las cosas.

Al terminar este día tan completo, volvimos al colegio con las pilas cargadas para empezar con buen pie la semana. ¡Aunque estábamos agotadas, nos fuimos a casa emocionadas y con ganas de que llegue ya la siguiente misión!!

EN TODO AMAR Y SERVIR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *