Misión Noviembre ’21 (Mejorada del Campo)

Ya con el curso de Misioneras empezado y, terminando el año, el pasado 20 de noviembre, las misioneras nos volvimos a dividir con la alegría de poder llevar a Dios a más sitios.

A pesar del madrugón, todas estábamos muy ilusionadas por empezar la Misión. Después de hacer el envío para ofrecer la misión a la Virgen María y pedir a Dios que nos llenase de su Amor y nos diese su gracia para cumplir con la misión del día, nos subimos a los autobuses rumbo a Mejorada del Campo.

Al llegar, nos recibió el Padre Curry y pudimos celebrar con él la Santa Misa. ¡¡No hay mejor forma de empezar el día!!

Por la mañana, nos explicaron que había muchísimas cosas por hacer, por eso, un grupo se dedicó a decorar las salas de la parroquia del Padre Curry, otro grupo se fue a limpiar la ermita del cementerio, otro pequeño grupo salió por las calles haciendo lo que llamamos buzoneo, es decir, salieron a avisar a todos con los que se cruzaban que el Señor les estaba esperando en la parroquia y que estaban invitadísimos a la Hora Santa y al Rosario que iba a organizar. 

Por último, otro grupo se quedó cerca de la parroquia haciendo un concierto, animando a todos y, en definitiva, siendo el reflejo de la alegría de ser cristiano. ¡Que es una felicidad ENORME! 

Antes de comer tuvimos la Hora Santa con evangelización que habíamos anunciado, por eso, las misioneras de dos en dos, al igual que los apóstoles, salimos a invitar a la gente a entrar en la Iglesia. Algo que no podríamos haber conseguido sin el Espíritu Santo.

Imagen que contiene persona, interior, mujer, parado

Descripción generada automáticamente

En la comida, tuvimos la suerte de poder disfrutar de un chocolate caliente que con el frío que hacía todas agradecimos mucho. Y después de comer, tuvimos la formación donde aprendimos un montón del increíble testimonio de la Beata Chiara Luce. 

Luego, continuamos con las actividades que se habían empezado a hacer por la mañana: limpiar, ordenar la ermita, decorar, además algunas misioneras pudieron estar con los jóvenes del pueblo y otras misioneras hicieron misión con los niños a quienes dieron catequesis y también representaron con teatro algunas parábolas. 

¡Sin olvidar que luego todos cantaron a la Virgen y a Jesús!

Un grupo de personas tocando instrumentos musicales

Descripción generada automáticamente con confianza media

Acabamos el día rezando todos juntos el Rosario a la Virgen y agradeciendo el día que habíamos tenido. 

Porque, aunque todas estábamos muy cansadas del día, solo pensábamos en las ganas que teníamos de la próxima misión.

EN TODO AMAR Y SERVIR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *