Montañeros Pequeños Mater Salvatoris

Actividades
montaneros-pequenos
  • EXCURSIÓN 16 DE OCTUBRE

    ¡Empezamos el curso montañero de la mejor forma posible! El pasado 16 de octubre, nosotros, los Montañeros, volvimos a las andadas después de todo un verano sin pisar la montaña juntos, como tanto nos gusta. ¡Qué ganas teníamos!

    Y como no puede ser menos, abrimos el curso 21-22, con una veterana que nos hizo pasar tanto frío la última vez, subiendo la Maliciosa. Todos esperábamos que no se repitiera, aunque con una sonrisa en la cara lo ofrecimos, ese “sufrimiento” por el frío. Os hago un pequeño spoiler… no pasó lo mismo.

    Empezamos el día subiendo todos al bus en el Mater Salvatoris, en el aparcamiento de tierra, como normalmente y pusimos rumbo a la Maliciosa. Ya en el bus de Pequeños se respiraba algo ya reconocible, esa alegría por volver a la montaña y encontrarse con la patrulla y los nervios e impaciencia por llegar.

    Una vez en nuestro destino, bajamos del bus en orden, respetando a las demás patrullas y, también, respetando distancias. Como siempre hicimos un gran círculo y comenzamos el calentamiento, dirigido por uno de los jefes, y seguido nos encomendamos a Jesús y María y escuchamos unos breves puntos del Hermano Tomás. Tras esto nos pusimos en marcha con nuestros 20 minutos de oración personales, en silencio.

    Después, pasados los 20 minutos de oración, seguimos el camino entre risas y algún que otro jadeo. La montaña parecía interminable y que no íbamos a poder con ello, pero con el apoyo de todos logramos llegar a mitad de montaña y parar descansar y recuperar el aire unos minutos. ¡Gracias a las madres por esos caramelos tan ricos que nos dieron (y por lo poco que pesaban sus mochilas…)! Aun el esfuerzo que supuso, intentamos ir lo más rápido posible para llegar lo más alto y cerca de Jesús y la Virgen.

    Un par de personas en una montaña de roca

Descripción generada automáticamente con confianza media

    Antes de llegar a la cima hicimos una parada en un amplio claro para poder comer tranquilamente los suculentos manjares, o eso nos parecía después de todo, junto a la patrulla y pudimos jugar varios juegos muy entretenidos y estar tranquilos un rato. Después tuvimos la RxP guiada por nuestros jefes en las cuales continuamos con la formación de la quedada pudiendo así acabarla.

    Un grupo de personas en una montaña de pasto

Descripción generada automáticamente

    Después de la RxP, comenzamos la subida final hasta la cima con poca fuerza, después de haber comido, pero rápidamente cogimos ritmo hasta que…

    …LLEGAMOS A LA CIMA!!!

    Una vez en la cima, los montañeros nos hicimos un par de fotos para recordar el momento y acto seguido comenzamos el silencio de cumbres. ¡Menudas vistas, gracias por todo lo que nos habéis dado! Una vez terminado el silencio, habiendo dado gracias por todo lo que tenemos a nuestro alrededor y por el fantástico día que hemos tenido, aun quedando unas horas, comenzamos el descenso.

    Tuvimos una bajada muy divertida. Primero nos separamos por patrullas y rezamos el rosario de bajada, ojalá sigan siendo con paisajes tan bonitos. Después seguimos hablando, contando algún que otro chiste e incluso nos pusimos a cantar todos ¡qué bien se nos da!…

    Un dibujo de una cascada

Descripción generada automáticamente con confianza baja

    Una vez abajo, nos subimos a los buses y tomamos rumbo hacia el Mater para vivir el mejor momento del día, la misa con todos los montañeros. Esta fue genial.

    Un grupo de personas en una plaza

Descripción generada automáticamente

    Tras la misa nos fuimos en busca de nuestros padres, que ya nos esperaban, para contarles lo bien que lo habíamos pasado y lo que habíamos vivido.

    El curso solo acaba de comenzar y no lo ha podido hacer mejor. Es el momento de tener presente y llevar a cabo el lema de Montañeros, el SIEMPRE MÁS de San Francisco Javier y el ayúdanos y acompáñanos de nuestra Madre la Virgen.

    ¡¡¡A por el curso!!!

    Y, como no, como cantamos los Montañeros:

    ¡Por Cristo, por la Virgen y por España… MÁS, MÁS y MÁS!

    A.M.D.G.

    Un montañero.